jueves, 17 de marzo de 2011

CIELO 1° parte

En un pueblo escondido por las Montañas habitaba una joven muy especial, bueno para serles sincera no era tan especial, pero la forma en que ella veía el mundo, eso si era especial, todos nos vemos rodeados por la tención y presión de la sociedad, esto nos lleva a ser uno mas entre miles, pero el libre pensamiento, el decir no, cuando los demás dicen que si, eso mis amigos lectores, eso es especial y es lo que vale.
Bueno para no desviarnos mas del tema, os contare la extraña aventura de Cielo, una joven que nunca espero que ser diferente le trajera las maravillas de conocer el amor......
La aldea de Merciss  que se encontraba en el Pueblo Boscoso, era un lugar en que la religión influía mucho en sus vidas, justamente se acercaba el festival anual en honor al Dios Anas, Dios custodio de los arboles de Ambrosio, que era la fruta mas codiciada de la aldea, pues solo se daba en ese lugar, y con ella comerciaban con las demás aldeas, Cielo y sus amigas se preparaban alegres para la ceremonia, claro Cielo solo lo hacia porque su madre se lo había pedido, ella no era muy creyente que digamos, la ceremonia consistía en un baile por parte de las vírgenes de la aldea, para luego contar historias en honor al Dios junto a la hoguera.
La sacerdotisa de la aldea primero  debía de subir sola hasta la cueva del Dios, muy temprano en la madrugada, antes de la salida del sol, para orarle, y llevar un tributo de comida, luego al bajar, (pues la cueva se encontraba muy alto en las montañas) comenzaba el baile.
Cielo (como yo la imagino).
Nunca jamás nadie había visto el interior de aquella cueva, pues era sagrada, solo se le estaba permitido entrar a la  sacerdotisa, y este cargo no se elegía, se pasaba de madres a hijas, y la sacerdotisa debía ser siempre virgen, el Dios cuando necesitara, engendraría por medio de su sacerdotisa una hija que siguiera sus pasos, y se rumoraba que si algún otro humano entraba moriría en seguida, aunque algunos creían que era solo un cuento para alejar a los curiosos, nunca nadie se adentro.
Ahora como les dije antes, nuestra joven Cielo era muy incrédula en estas cosas, siempre desde pequeña estaba preguntando cosas, sobre los Dioses y la cueva en particular, sobre porque la sacerdotisa era la única que podía entrar ahí, y nadie mas, estas preguntas le ocasionaban problemas a su madre, que era viuda, su marido había muerto estando de caza, y ella sola tenia que criar a su hija, lo cual le causaba mucho penar puesto que no tenia voz de mando, y su marido le hacia mucha falta, además las preguntas de Cielo se hacían muy populares entre la gente, esto en mas de una ocasión, causo que los jefes de la aldea hablaran con su madre y la reprendieran, cuando nuestra joven protagonista comenzó a crecer dejo de cuestionar públicamente sus dudas, pero no se habían ido, estaban en ella todo el tiempo, solo que ya no quería hacer sufrir a su madre mas de lo que ella ya sufría sola, pero Cielo no podía negarle a su corazón las dudas, lo decidió entonces, que cuando cumpliera los 17 años entraría en la cueva, y respondería a las dudas de su corazón, a los 17 años ya seria adulta y si cometía algún delito, porque honestamente ella sabia que no moriría, ya que no creía en tal Deidad, pero sabia que si salía ilesa de la cueva los aldeanos de seguro querrían un juicio en su contra, pero por lo menos siendo mayor de edad su madre no se vería involucrada, ya que lo que menos quería era causarle problemas a su amada madre.

Publicar un comentario